Como ir por libre al volcán Ijeng

Aunque habitualmente se hace primero el Bromo y después el Ijeng, al coincidir con un puente de Indonesia, la disponibilidad de alojamiento y transporte se redujo mucho en Cemoro Lawang (punto partida Bromo) decidimos ir primero al volcán Ijeng que queda más al sureste de la isla de Java, después haríamos el Bromo y volveríamos a Surabaya para tomar vuelo para Bali y saltar a Sidney.

La atracción principal del Ijen más allá de ver este volcán activo es ver las llamas azules que solo se ven de noche y posteriormente ver la salida del Sol.

¿Cómo ir por libre al volcán Ijeng? Hay dos pueblos desde donde es recomendable partir para el Ijeng, el más “famoso” Sempol, el que recomienda la Lonely y Karangasem. Para el primero se llega desde Bongowoso, autobús previo desde Probolingo, donde es más difícil llegar al volcán por tu cuenta pero hay cantidad de tours que te llevan. El segundo Karangasem, donde lo más cómodo es llegar en tren desde Probolingo. Este pueblo consiste en la estación de tren una pseudoplaza con un parking, alojamientos, alquiler de motos y vehículos (con conductor) y calles adyacentes un poco dispersas. Nuestra fecha de llegada era mala pero aún así encontramos un alojamiento en la plaza por 100.000 IDR, bastante espartano y con ciertos olores… Llegamos alrededor de las 9pm, pensábamos alquilar moto, dormir un poco y madrugón… pero el madrugón iba en serio, hay que arrancar para el Ijen como a la una de la madrugada sino, no da el tiempo. Tras muchas vueltas conseguimos un moto de 125cc, estaban todas alquiladas, gracias al tipo que está en la garita del parking en la misma estación (no recordamos el nombre) nos consiguió la moto por 150.000IDR (precio estándar en la zona), creemos que es capaz de alquilar a su madre si hiciera falta… Comentar que el desnivel hasta la base del volcán es fuerte y hay subidas que con un ciclomotor no las subes si vas dos personas encima la moto. Alquilar un coche con conductor hasta el volcán y que te espere a la vuelta cuesta unos 900.000 o un millón de IDR. Dormimos 3 horas y arrancamos con la moto, con bastante frio… pasamos el control al parque donde hay que pagar unos 10.000 IDR y nos ofrecieron unos guantes por 7.000 IDR, Cèsar todavía se arrepiente de no haberlos comprados, no creíamos que nos fueran útiles, pero a medida que subíamos la carretera durante una hora, el frio helado te agrieta las manos. A la llegada a la base del Ijeng, el frio seguía aunque y nos dimos cuenta que definitivamente las fechas no eran las mejores, aquello parecía las Ramblas, pagamos la segunda entrada para tomar el sendero ….. y a caminar… es recomendable estar un poco entrenado pues como buen volcán la subida se las trae y con el madrugón aún cuesta más, por suerte íbamos lo suficiente preparados, otros que se creían que iban a DisneyWorld terminaron yendo en carretilla tirados por los mineros, algunos dejaron de cargar azufre para cargar guiris gorditos. Finalmente llegamos al cráter, la bajada para ver las llamas fue dura, no por la bajada que sino por la cantidad de gente en un camino demasiado estrecho, había que ir casi a codazos… pero finalmente las vimos!!!

Llamaradas Volcán Ijeng

Llamas azules del Ijeng

 

Aspirando azufre (con máscara), todo por la foto

Todos concentrados a admirar esta maravilla

Y ya nos quedamos ahí hasta el amanecer, no subimos al mirador para ver la salida del Sol, pero hay otros volcanes que tapan un poco así que tampoco es el mejor amanecer. Terminamos de cenizas de azufre hasta las trancas. El recorrido que asciende y desciende del cráter es también el lugar de trabajo de los mineros que cargan alrededor de 80Kg de piedras de azufre hasta la cumbre, donde otros mineros siguen el recorrido en carretillas; intentamos hacer el amago de levantar las cestas que llevan pero no se levantó ni un dedo.

La recolecta de las rocas de azufre

 

El duro trabajo de los mineros, cargando entre 80 y 100 Kg de Azufre

 

A la bajada del volcán coincidimos con un minero joven que ya estaba de vuelta para casa, él quería practicar inglés y nosotros conocer un poco más su realidad. El tenía 24 años, y dos niños y se vino a esta zona de indonesia para trabajar el azufre y ganar un poco más, vivía a unos 20 km del volcán los cuáles los recorría a pie cada día de ida y de vuelta, y le pagan 500 IDR (4 céntimos de €) por kg de azufre, cargando prácticamente el doble de su peso y realizan unas 3 cargas por dia por 6 días a la semana, alrededor de unos 200€ al mes, siempre y cuando no se lesionen…

gurisesconmochila.com

Crater del Ijeng al amanecer

A la bajada del volcán coincidimos con un minero joven que ya estaba de vuelta para casa, él quería practicar inglés y nosotros conocer un poco más su realidad. El tenía 24 años, y dos niños y se vino a esta zona de indonesia para trabajar el azufre y ganar un poco más, vivía a unos 20 km del volcán los cuáles los recorría a pie cada día de ida y de vuelta, y le pagan 500 IDR (4 céntimos de €) por kg de azufre, cargando prácticamente el doble de su peso y realizan unas 3 cargas por dia por 6 días a la semana, alrededor de unos 200€ al mes, siempre y cuando no se lesionen…

gurisesconmochila.com

Nuestro amigo minero

Del Ijeng nos fuimos para Bali, hay dos maneras de ir, con autobús y cruzar el estrecho que se cruza en barco y después furgoneta hasta Denpasar o alrededores (15 horas aprox) o bien lo que hicimos nosotros, volver a Surabaya y tomamos un vuelo hasta Denpasar, nos salió regalado y decidimos esta opción para aprovechar más los últimos dias de Bali.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *