Timor, algunos de los poblados más auténticos de Indonesia (II)

Poblado de Boti

Timor-38.jpg

Llegada al pueblo de Boti, tras cruzar el rio, seco por la temporada

Del mercado nos fuimos directamente a Boti, cruzamos un río seco que en la estación lluviosa es improbable cruzar, y fuimos por unos caminos intransitables, hasta que en un lugar perdido llegamos al poblado al mediodía y estuvimos todo un día entero e hicimos noche allí (tienen una choza preparada para los turistas, muy rústicas a 100 mil idr por persona desayuno y cena incluidos).Todo con mucha calma, aquí el estrés del mundo no existe, no es llegar y pim pam, se llega, entras a la casa del jefe, das la ofrenda (Sirih) y unas cuantas decenas de IDR, todos comienzan a masticar y esperas, y esperas, nosotros no tuvimos la suerte de ver al jefe, estaba en otro mercado de un pueblo vecino, al día siguiente era el día de la independencia y hacían una fiesta en ese poblado representando la zona, con lo que todos los poblados circundantes llevaban artesanías y productos para vender, como el caso de Boti. El guía nos cuenta la historia del poblado, y nos muestra antes de nada un álbum de fotos, resulta que la national geographic les regalo unas cuantas cámaras de fotos para que se hicieran fotos durante 3 meses en las actividades diarias. Luego nos comienza a hablar acerca del funcionamiento del poblado, existe un jefe que es algo así como un rey, nadie de la familia real puede estudiar, excepto un elegido que nunca puede ser el heredero al trono. Lo hacen así para continuar con la tradición, que el mundo no “corrompa” y que no terminen en la tentación de abandonar el tipo de vida que llevan. No se cortan el pelo porque es su conexión con la tierra, las mujeres nunca se pueden casar con alguien fuera del poblado, sin embargo los hombres sí, pero es algo difícil ya que ninguna mujer quiere vivir de esta forma bastante primitiva, por eso el rey aún es soltero. Hablan solo lengua local y no entienden el indonesio. Tienen un libro publicado en el cual tiene cura a las enfermedades con plantas. Su modo de vida es muy tradicional y sin comodidades materiales, dedican el día a tejer en telares, cocinar, cultivar y traer el agua desde un manantial con cañas de bambú (unos 20 litros por carga) desde una una zona con bastante desnivel.

Timor-51

Cargando 20-25 litros de agua en las cañas de bambú

Timor-48

La mujer es quien suele recolectar el agua…

El estado les regaló una antena parabólica, para que estuvieran “conectados con el mundo”, que tienen de adorno, primero porque no tienen televisión y segundo porque no entienden el indonesio. Hay que decir que a pesar del modo espartano de vivir, la gente que no pertenece a la familia “Real”, el resto del poblado, vive en una situación mucho peor, una pobreza elevada sin animales en su poder, con el acceso al agua más lejano, ni propiedades, la tierra siempre pertenece al jefe del poblado aunque se la ofrece gratuitamente a aquellos que quieren vivir en el poblado; por otro lado, al menos el estado puso una escuela para que pudieran estudiar. Esta parece una tendencia extendida por el gobierno indonés, quien ha aumentado la partida de educación en los presupuestos hasta un 20%, en general hay escuelas en todas las zonas rurales y/o aisladas.

Timor-39

La principal actividad en el poblado es la agricultura, el textil y artesanías varias

Timor-41

Los textiles hechos con el algodón que crece en la zona

Timor-44

La cocina…

Timor-72

Una de las sobrinas del jefe del poblado

Timor-59

Situación de las familias de Boti no pertencientes a la “realeza”

Mercado Niki-Niki

Al otro día nos fuimos del poblado hacia otro mercado local, el de Niki-Niki, muy parecido al que habíamos visto el día anterior, con la particularidad que era el día de la independencia de Indonesia. Mucho patriotismo y mucha marcha militar por parte de todo el mundo con banderas por todos lados y César mientras tanto se sienta a fumar tabaco con los locales en el mercado.

Timor-85

Mercado Oinlasi

Timor-92

Mercado Oinlasi

Timor-144

Miembro del “smoker’s club”

Timor-148

Mi cigarro artesanal

dsc_0519.jpg

Compartiendo momentos con el club de fumadores

Poblado None

De allí a otro poblado, None o más conocido como los Head Hunters y no precisamente por seleccionar a directivos para empresas… Antes de la independencia de los japoneses (1945), entraban en guerra con sus adversarios y tenían la costumbre de cortarles la cabeza, el primero que cortaba la cabeza de algún otro poblado resultaba ganador de la “guerra”. Nos reciben a la entrada del pueblo, tres ancianos, el rey, el hermano del rey y su esposa todos con los vestidos tradicionales. La señora digna de muchas fotografías, el pelo blanco, los labios y boca rojos por el Siri y con un bolso colgado del hombro.

Timor-101

El rey del poblado de None a la izquierda y su mujer y comadrona del pueblo

Timor-102

La Reina

Timor-108

Los efectos del Sirih o nuez de Betel

Resulta que esta señora además de ser la esposa del jefe, era la partera de la zona( ahora los niños nacen en el hospital) pero tiene el honor de decir que nunca se le ha muerto ningún niño y otras parteras venían a aprender el oficio con ella. El lugar de nacimiento era una choza, en la cual tenían también las cosechas, encienden un fuego a tierra y todo se llena de humo, con un sistema de ventilación nulo, el niño y la madre debían permanecer 3 días sin salir y el niño un mes entero, con lo cual yo creo que se hacía fuerte; como el guía era familia lejana de gente del poblado nos permitieron entrar en esa cabaña y verla por dentro.

Timor-109

Interior de la cabaña, también usada para secar el maiz

Timor-110

Cabaña de maternidad, None

Con respecto a las casas tradicionales, el estado ha intentado cambiar las casas típicas por casas de cemento, ya que las consideran insalubres, pero la gente no quiere mudarse, sobre todo los campesinos, porque cuando encienden el fuego a tierra dentro de la casa es un modo de conservación de la cosecha( maíz, etc) además que el quincho del tejado ayuda a que la vivienda sea más fresca cuando calor y más caliente cuando hace frío. Tras ofrecer la ofrenda y de hablar un rato con la esposa del jefe, nos dejan adentrarnos al resto del poblado, donde nos recibe el hijo del jefe, el futuro heredero y uno de los guerreros del poblado, con vestimentas típicas y muy auténticas. Damos el Siri también al hijo del jefe y César decide probar la famosa nuez de betel, que para que la boca quede roja se deben de mezclar tres cosas…Betel, con polvo de Lima y una hoja especial, para preparar el Sirih… Hace una reacción química y zasca! Boca roja y subidón! según el relato de Cesar es como la parte fea de una resaca.

Timor-123.jpg

Mi primera experiencia con el Sirih

Una vez recuperado, damos una vuelta por el poblado, para explicarnos cómo hacen la estrategia y la decisión final de si iban o no a la guerra. La predicción-estrategia de la guerra, en una piedra plana al lado de un árbol “especial” se sacrifica un animal (gallina, cabra,..) en función de cómo quedaba la sangre en la piedra sabían la estrategia…

Timor-125.jpg

Árbol de la sabiduría para saber la estrategia de la guerra

El paso siguiente era saber si ganaban la guerra o no, para ello, van a otra zona ritual, donde el guerrero o jefe del pueblo le pone imaginación y huevo que no huevos, y según como se estire su pulgar sabían si ganaban o no; todo muy probado científicamente. Hay que decir, que estos rituales ya no se hacen más, ya que ahora son todos “amigos” tras la independencia, pero nos lo muestran a los guiris, aunque ellos siguen haciendo el resto de cosas  al modo tradicional.

Timor-127

Un tema de huevos…

La mayoría de poblados tradicionales se han reformado y ya solo mantienen alguna choza tradicional para rituales pero la mayoría de las casas ya son “modernas”.

Terminamos haciendo noche en Kefamenanu, conocido como Kefa, que no tiene nada para ver. Por e camino, paramos a ver algunos árboles centenarios en los cuáles hay una cantidad enorme de paneles de abeja, donde los campesinos del lugar suben para extraer la miel.

Timor-136

Árboles centenarios, con paneles de abejas en su copas

Timor-138

Los paneles, hasta ahí suben los campesinos

Timor-135.jpg

Por esta escalera de bambú suben los campesinos a recolectar la miel

dsc_0514.jpg

Servicio de recepción en el hotel de Kefa, a las 21:30, Timor

Poblado Tamkessi

Timor-154.jpg

Carretera para llegar a Tamkessi…

Al día siguiente seguimos camino para ver el último poblado, en una zona de montaña, muy pero muy alejado de la civilización, Tamkessi, un pueblo remoto e aislado, la entrada es a través del bosque! un camino de piedra montaña arriba y de repente casas típicas de poblados, nos recibe un grupo de niños y adolescentes, y luego alguna madre, damos la ofrenda, Sirih, y todos inclusive los niños comienzan a masticar, la sensación es que das la ofrenda y drogas a los niños, en fin, costumbres.

20161206_221023.jpg

Poblado Tamkessi

Timor-168

Sala de consejo del pueblo

Timor-169

La mayoría de los adultos están fuera, porque están en un funeral. Nos quedamos un rato con los niños, intentamos interactuar, la dificultad del idioma siempre es difícil, pero con los niños es fácil, es cuestión de jugar.

Timor-166

Los niños nos recibieron al llegar al poblado

Timor-172

Ahora nos quedaba una última parada en Timor, Atambua… en la próxima entrega…

Información de interés:

Guias para visitar los pueblos tradicionales:

Jemri Saluk (con el que hicimos el tour); saluk_jemri@yahoo.com; Fb: jewarela@yahoo.com; Movil: 085 253 282 332

Aka Nahak (no habla las lenguas locales como Jemri, pero también es guía de la zona); timorguide@gmail.com; +62 (0) 8133 8200 634 / +62 (0) 85253463 194

Un pensamiento sobre “Timor, algunos de los poblados más auténticos de Indonesia (II)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *